País en caricaturas

0 Comentarios para la Caja

A comenzar de nuevo!! (y 2)

0 Comentarios para la Caja




El 08 de junio de 2007, hace poco más de cinco años, comencé una aventura personal llamada "Quince Cajas". Debo confesar que fue una aventura a ratos apasionante y a ratos insípida, a veces desesperante y a veces vital. Como todas las cosas en la vida quizás. Nada es plano ni lineal, y es la propia vida cotidiana la mejor maestra para lograr entenderlo.

En aquel momento terminaba una etapa de mi vida. Regresar a Venezuela después de cuatro años no fue una decisión fácil, que yo mismo no entendí en su exacta magnitud, pero la cual agradezco al mirar atrás. Me fui de Venezuela en un momento muy difícil, en pleno 2003, luego del 11 de abril y del paro general de diciembre 2002 - enero 2003. Regresé en un momento igualmente difícil, aunque desde otro ángulo: en medio del abatimiento por la derrota electoral del 2006 en Venezuela y esquivando lo que estaba comenzando política y socialmente en Ecuador con el triunfo de Rafael Correa.

Pero más allá de lo político, otras corrientes, otros afectos, me trajeron de regreso a mi país. Especialmente, la convicción de que las cosas podían mejorar y que tenía que estar presente para ayudar a construirlo. A pesar de todo, mantengo viva mi fe y mi convicción: todo puede mejorar.

Al regresar, tuve que reconectarme con una realidad que desconocía. Así como me moví como extranjero en La Paz y en Quito, tuve que comenzar a moverme casi de la misma manera en esta Caracas de mis desvelos, tan querida pero tan temida a la vez. Por momentos, Caracas se me hizo desconocida, aunque después descubrí que simplemente se me estaba escondiendo detrás de capas y capas de descuido. Cuando uno quiere a algo o alguien, logra reconocerlo en su alma más allá de cómo se vea. Eso me pasó con Caracas.

Sin embargo, lo más difícil de esa etapa de transición fue volver a ver las mismas caras de cuatro años antes, pero revestidas de otras circunstancias, como si hubiese ocurrido un proceso masivo de traspaso de almas nuevas a viejos cuerpos. Es decir, me encontré con realidades y reacomodos psicológicos que me sorprendieron en su momento, pero que hoy logro entender con cierta claridad.

El título del post: "A comenzar de nuevo!! (y 2)" es fácil de explicar: ese fue el título del primer post que abrí acá y fue una frase robada de una amiga en Quito que fue a despedirme al aeropuerto. Me pareció pertinente cerrar así este ciclo.

No se si alguna vez lo escribí acá (no lo recuerdo), pero la razón por la que este blog se llama "Quince Cajas" es porque mi mudanza de Quito a Caracas fue exactamente eso: 15 cajas, unas muy grandes, unas más pequeñas, unas llenas de ropa, otras de libros, unas llenas de recuerdos y otras de esperanzas. Perdón por la cursilería, ¿pero cómo cerrar algo sin ser un poquito cursi?

Esto lo escribí aquel 08 de junio:

No es fácil terminar un ciclo de vida... de hecho, la mayoría de veces no sabemos cuándo o cómo se cerró una etapa o cuándo comenzó la otra.
En este momento de mi vida, siento que algo terminó definitivamente; pero a la vez, que hay todo un camino por delante. Falta mucho por vivir, por aprender... y por qué no? por enseñar si es que eso es posible. 
Pero para cerrar algo, nada mejor que abrir otro algo (en este caso, el blog). Aquí quiero plasmar todas mis inquietudes, a ratos irreconciliables, a ratos amalgamadas. 
Desde mis escritos que me ayudan a organizar mis ideas, pasando por las inquietudes del día a día de mi país, de mi sociedad... siguiendo por las cosas que me apasionan (lectura, psicología, política, publicidad, entre otros temas), hasta cualquier cosa que me inquiete. 
Soy venezolano de nacimiento y de convicción. Creo en mi país, en mi tierra y su gente. Creo en que los cambios son posibles, desde el más pequeño hasta el más grande. Creo irrenunciablemente en quienes están alrededor de mí. Creo en la transparencia y en la dignidad de las personas. Creo con pasión en el futuro, construido alrededor del presente y con base en el pasado. Creo en Dios... y también en la ciencia. Creo en la vida.
Para compartir, nada mejor que tener algo que ofrecer: mis pensamientos, mis ideas y algo de mi imaginación me delinearán ante los ojos de quienes quieran seguir estas letras. 
A COMENZAR DE NUEVO!"

Siento que se cerró esta etapa. Más allá de la contingencia electoral que está ocurriendo en mi país en este momento (y cuyo análisis haré más adelante), siento que esta etapa tenía tiempo ya cerrada.

Culminar este blog para mi es una buena manera de hacer realidad esas cosas intangibles que ocurren en el alma.

Han sido buenos momentos. He escrito cuanta cosa he querido escribir. Llené de política muchas de estas líneas porque necesitaba comprender las nuevas realidades y reacomodar mis esquemas obsoletos. Fue una manera también de evitar salpicar a mi entorno con el desesperante monotema que tantas angustias y malestares genera.

He volcado muchos de mis pensamientos -y de mis limitaciones- en estas líneas. Porque cuando uno se muestra al mundo, inevitablemente muestra lo bueno y lo malo, lo feo y lo bonito y lo que no es tan malo ni tan bonito. Algún día haré una recopilación de algunas cosas escritas acá.

Gracias a todos quienes me leyeron en algún momento, a todo aquel que se interesó por lo que yo tenía que decir, aún sin conocerme. Creo en la palabra escrita como un magnifico puente entre personas, creo en la palabra escrita como una forma de multiplicarse entre las personas. Creo en la palabra escrita como una chispa catalizadora de cambios y movimientos en el alma.

Por eso escribo. Para eso escribo. Para hacer puentes, multiplicar ideas y mover almas. Si logré algo parecido con alguien en algún momento, me doy por satisfecho.

¡Hasta pronto!

País enfermo

0 Comentarios para la Caja

Decidí romper un largo silencio para comentar los acontecimientos que transcurren en nuestra convulsionada Venezuela.


La salud del presidente, como todas las cosas que giran alrededor del presidente, se ha convertido en el foco de todas las miradas tanto internas como externas. El presidente nos muestra otra cara de la misma patología: llamar la atención, esta vez desde la enfermedad, desde la adversidad y la compasión (no como siempre ha sido, desde su fortaleza, real o imaginada, desde la autoridad gritada o el atropello).

En su discurrir psíquico, Chávez se asume como el pueblo. No como parte del pueblo o su representante. Él es el pueblo. Por tanto, el país. Él es Venezuela. Y, en contraparte, Venezuela debe ser él. Una verdadera espaguetada mental que bastante daño nos hace.

Si él se enferma, Venezuela se enferma. Todos los venezolanos nos enfermamos con él y no hay sistema inmunológico (institucionalidad) que pueda evitarlo o al menos apaciguarlo. De hecho, la debilidad del sistema inmunológico lo que hace es magnificar la enfermedad y amplificar los síntomas.

Desde el chavismo, se entiende que el país debe paralizarse hasta que él (Chávez, el país) recobre su salud. De hecho, se condena la sola posibilidad de recurrir a los mecanismos institucionales porque sería como desearle la "muerte" al paciente. "Quieren matarlo a punta de malos deseos", parecen gritarnos desde la orilla chavista.

Por eso, El Rodeo no existe para el gobierno (ni en sus medios ni en sus voceros). Eso es un mal menor. Es como estar resfriado y padecer una enfermedad terminal. La prioridad, en esa perspectiva equivocada, no es el resfriado. Aún cuando sabemos que el resfriado debilita aún más el precario cuerpo del enfermo y lo puede arrastrar a una peor condición.

Si el presidente está enfermo, el país está enfermo. Y encima todos debemos cargar con una pegostosa culpa lanzada como quien no quiere la cosa: el "gran líder" se nos enfermó de tanto querernos, de tanto atendernos. De tanto estar pendiente de nosotros se olvidó de sí mismo. ¡Qué grande es ese pana!

Eso explica que sea una especie de ofensa pedirle al vicepresidente Jaua que asuma su rol constitucional. ¡Hasta malagradecidos somos los apátridas opositores! ¡Déjenlo reposar para que nos pueda seguir mandando!

Como todo lo ocurrido en casi trece años de gobierno, esta situación es aprovechada para capitalizar afectos políticos: solidificar los que ya tienen el vínculo, ablandar un poquito a los duros opositores e inclinar la balanza afectiva de los mal llamados "ni-ni".

Pero la enfermedad como estrategia política es un arma de muy corto alcance. Debilita imágenes. Abre una peligrosa caja de Pandora para el chavismo que se contempló desnudo ante la ausencia del líder único.

Chávez desapareció un mes de la escena pública (mas no política) y el país siguió igual de mal. Contigo o sin ti, esto va mal. Ni siquiera es contratable como "parapeteador" del caos.

Un mes fuera sin que nadie lanzara "lineamientos" para atacar. Los seguidores quedaron huérfanos de directrices y llenaron la ausencia con sus miedos y sus deseos ocultos (favorables o no al presidente).

Un mes sin verlo y no fue culpa ni de Estados Unidos, ni de la oposición apátrida, ni de los medios lacayos, tampoco de la CIA. Cuando no hay a quién culpar, el chavismo queda afónico, atrapado en una suerte de vértigo para lo cual no hay respuesta posible.

Lo increíble es que, más allá de Ramón Guillermo Aveledo (representante de la Mesa de Unidad Democrática), las voces opositoras también se apagaron e hicieron mutis del foro político, quién sabe esperando qué o también atrapados en el mismo vértigo. En un país de tanto político alborotador, cuentero y escandaloso, por 3 semanas apenas asomaron el pescuezo.

Al final del cuento, el país también está enfermo. Corroído, más bien. La institucionalidad, suerte de sistema inmunológico de un país frente a crisis y quiebres políticos, está en su mínima expresión. Y frente a eso queda el caos, el "sálvese quien pueda", como referencia para resguardar lo poco que quede sano.

Debemos entonces fortalecer el sistema inmunológico para que cualquier estornudo nos agarre preparados. Ese es el gran reto para Venezuela en esta segunda década del siglo XXI.

Lluvias devastadoras

0 Comentarios para la Caja

A finales del 2010, Venezuela y Colombia sufrieron terribles inundaciones producto de las lluvias. Decenas de muertos, cientos de heridos, miles de damnificados, miles de millones de dólares en pérdidas. En breve, destrucción y tristeza a ambos lados de la frontera.


China y Pakistán también sufrieron los rigores de las lluvias durante el 2010.

Pero este 2011 ha comenzado con otras impresionantes tragedias producto de las lluvias. Australia, Brasil y Sri Lanka están bajos las aguas, con miles de personas afectadas.

Esto me impresionó en Australia:


En el próximo video, un "resumen" de los desastres ocurridos en lo que va de año 2011:




A medida que pasan los años, las tragedias naturales parecieran hacerse más intensas: los terremotos son más devastadores; los huracanes más poderosos; las sequías más fuertes; las lluvias más arrasadoras; los inviernos más helados, etc.

El planeta está cambiando y nosotros vamos montados en ese cambio. Queramos o no.

Feliz Año Nuevo

0 Comentarios para la Caja

Comienza otro año para nuestro convulsionado país. Un año en el que los conflictos estarán a flor de piel. Un año en el que los conflictos comenzarán más temprano que en otras oportunidades.

El 2011 se estrena con el acto de cambio de gobierno en Brasil, de Lula a la presidente Dilma Roussef, escenario en el que no faltó la anécdota de la sonrisa para la foto del presidente venezolano con la secretaria del gobierno estadounidense. La misma que fue conminada a renunciar por Chávez hace poco más de un mes, a raíz del escándalo WikiLeaks.

Por lo pronto, deseamos un buen inicio de año para todos. Siempre conscientes de que la lucha democrática está en un momento crítico, en el que no hay vuelta atrás, en el que o luchamos por lo que queremos o estaremos condenados a perderlo todo.

2011 es, sin dudas, un año en el que la resistencia se manifestará de todas las formas posibles.

Así se recibió el año nuevo en diversas partes del mundo (cortesía de The Boston Globe): http://www.boston.com/bigpicture/2010/12/a_new_year_rolls_in.html





¡Feliz 2011!

La campaña electoral que no fue

0 Comentarios para la Caja

Dentro de una semana se elegirán 165 diputados a la Asamblea Nacional en Venezuela. Momento crucial -otro más- dentro de la trama política que sacude al país desde hace al menos 20 años.

Una vez más, como en los últimos 12 años, una elección es convertida en un acto plebiscitario en el cual el presidente Chávez "se juega la vida" de su revolución. Es el inevitable destino de quien se cree tocado por la providencia para cambiar el mundo.

Una campaña electoral con demasiados ingredientes: un estado de preguerra con Colombia; una humillante capitulación antes de mover el primer soldado; miles de toneladas de alimentos descompuestos, producto del cóctel bárbaro de corrupción/ desidia e ineficiencia que está destruyendo el país; la monstruosidad de las cifras de inseguridad; la burla y el "mirar pa´otro lado" de los funcionarios respecto a estos temas; la censura impuesta por vía "legal" a los medios impresos; el desastre eléctrico del país... eso por sólo hablar de los temas de las últimas 8 semanas.

A todas estas, tanto la Mesa de Unidad Democrática como el oficialismo han intentado seguir el esquema tradicional de una campaña: cadenas; caminatas; caravanas; visitas casa por casa; declaraciones altisonantes; forrar el país de afiches; descalificar al adversario. Nada nuevo ni original.

Pero el país no parece interesado en lo mismo de siempre. El ambiente espeso de la calle, mezcla de hartazgo con rabia contenida, augura sorpresas para ambos extremos de la vida política nacional.

Mientras el gobierno aleja su mirada de los principales problemas de los venezolanos; sorprendentemente la MUD ha hecho otro tanto. Incomprensible para quienes padecen inseguridad, hambre, violencia y la ineficacia cotidiana de los servicios básicos.

Hasta ahora, nadie ha dicho cómo se va a enfrentar en la Asamblea la arremetida de un gobierno contra las cuerdas. La MUD nos debe una explicación al respecto.

Por el momento, hay que votar el 26 y darle una lección a la insolencia continuada del gobierno. Pero también hay que defender los resultados el 27.

Violencia, muertes y risas

0 Comentarios para la Caja

Confieso que me detuve varias veces antes de abrir este post. Pensé miles de títulos posibles que fuesen hirientes, pero me contuve porque esa no es la intención.

Esta semana que termina estuvo plagada de acontecimientos para el país: desde la reconciliación de los gobiernos de Venezuela y Colombia (que sin dudas hay que celebrar), hasta la "bala fría" que hirió a una jugadora de béisbol de Hong Kong en un juego en pleno Fuerte Tiuna, pasando por las muertes de Luis Tascón y Alberto Müller Rojas y el affaire CNN vs. el gobierno y El Nacional vs. El Gobierno.

Tascón y Müller Rojas

Nunca comulgué con Luis Tascón ni con Müller Rojas. Ambos señores, que hoy descansan en paz, hicieron mucho daño al país con sus acciones, omisiones y "volteadas para otro lado". Apenas parte del entramado de daño masivo que se le ha hecho a la Venezuela del siglo XXI, cierto. Pero no por ser una parte de algo se aminoran las cargas y responsabilidades en todos los órdenes. Desde lo jurídico hasta lo celestial, si quieren.

Sin embargo, eso no me hace burlarme de esas muertes. Aunque piense en las causalidades y casualidades de los tipos de muerte de ambos personajes, no puedo burlarme ni alegrarme.

Al respecto mantengo un discreto silencio, en solidaridad con el dolor de la muerte que produce en sus familiares y amigos. Pero más nada, ni fresquito, ni dolor, ni indiferencia. Fue demasiado el daño que siguen causando las acciones, omisiones y volteadas para otro lado de estas personas.

A los que se alegraron y hasta celebraron esas muertes les digo: concentremos la rabia, el dolor y las ganas de justicia con los que están vivos (y que, peor aún, se creen más vivos que nadie). Me parece que esa es la dirección correcta. Al respecto, hoy Milagros Socorro escribe en El Nacional una columna titulada "Aplausos en el Hemiciclo", la cual recomiendo leer: http://bit.ly/9drWPI.

Los Guardianes de Chávez

Pero lo que no puedo pasar por alto es la intervención de Andrés Izarra en CNN, a propósito del documental "Los Guardianes de Chávez". Acá podrán ver el documental completo: http://bit.ly/9MhHSz.

Y acá, la intervención vergonzosa, tenebrosa e insana del Sr. Izarra:


Vergonzosa, porque a nadie más que a una persona de poca estatura se le ocurriría reírse y burlarse en la forma que lo hizo este señor. Por más que diga después que él no se estaba riendo de la violencia ni de las cifras de muerte, sino de la "pornografía periodística" de CNN y de los otros invitados, a cualquiera que haya visto esta puesta en escena le queda el amargo sabor de la burla macabra.

Tenebrosa, porque Izarra fue ministro de comunicaciones de este gobierno. Y es presidente de TeleSur (brazo comunicacional del chavismo en la región). Si este es el tratamiento que Izarra le dió y le da a los hechos, a las noticias desde sus tribunas propagandísticas, cada quien puede sacar sus propias conclusiones.

Insana, porque Izarra parecía un demente riendo de esa manera tan forzada, tan poco "resonante" con el contexto y con lo que se estaba conversando. Parecía estar tomando la invitación a participar en CNN como una "joda", pero le falló el cálculo político. No era ninguna joda el tema. Era, ni más ni menos, el tema más sensible que tenemos todos los venezolanos. Chavistas y no chavistas. Ninis y demás yerbas.

Su risa, más que rabia, causa miedo: estamos en manos de insanos mentales que no tienen respuestas ni coherentes, ni sensibles, ni pertinentes, ni de ningún tipo ante el drama de la inseguridad. Izarra quiso burlarse del sociólogo Roberto Briceño León, pero consiguió burlarse macabramente del país. Izarra quiso burlarse y descalificar a CNN y lo que logró fue descalificarse a sí mismo y a su trabajo.

Si uno va más allá, encuentra cuáles son algunos de "los postulados" que tiene el chavismo sobre la realidad y sobre el accionar político:

  • Desde su singular visión del mundo, lo que se ve es lo que existe. No hay más nada. Por extensión, lo que se habla es lo que existe. Y por reducción, lo que habla el Comandante es lo que verdaderamente existe.
  • La realidad es manipulable y reductible. Los medios están para eso. Deberían llamarse "medios de manipulación y/o reducción social". Lo que se muestra en los medios es parte de la realidad. Si no se muestra, no existe. Si se muestra, fue manipulado.
  • Todos los seres humanos somos manipulables. Todos somos tabulas rasas a la espera de los iluminados de turno. Las personas sólo se forman su criterio político con base en lo que digan los medios.
  • Todo se reduce, en consecuencia, a la credibilidad de la fuente. Depende de quien diga las cosas, se le cree o no. Si es opositor, no se le cree ni el Padre Nuestro. La credibilidad, la confianza, depende en buena cuenta del "ungimiento" de parte del iluminado local de turno.
  • Por tanto, los medios de manipulación son tanto o más importantes que los medios de producción. Es una especie de postmarxismo. Si controlo los medios, controlo la realidad, controlo a todos. Incluso, si controlan los medios de manipulación, creen que controlan hasta la producción.
  • Si en los medios no aparece la palabra inseguridad, es que no existe violencia. No importa que a usted lo hayan atracado esta mañana, alguna vaina rara debe haber pasado para que eso ocurriera... pero no es que haya inseguridad. Así se entiende aquella frase infeliz de "la sensación de inseguridad".
  • Si en los medios aparece violencia o muertes, no es reflejo de la realidad. Es manipulación intencionada de la realidad. Con algún fin desestabilizador, claro está. Para subvertir el orden establecido. La visión policial o persecutoria típica de regímenes paranoicos y autoritarios.
  • Por eso, la portada de El Nacional del viernes ni de vaina es reflejo de la realidad -según este esquema chavista postmarxista-, es un intento descarado de golpe, porque están manipulando para subvertir a un país feliz, que vive tranquilo con su gran timonel llanero. Por eso van a demandar a El Nacional, quien por cierto también jugó esta vez con todas estas reglas de juego que estamos nombrando del chavismo.
  • Detrás de todo esto está la idea de que "si no nombro a la realidad, esta no existe". O lo que es lo mismo, "la realidad la hago yo... y la puedo torcer". Lo cual nos lleva a una suerte de megalomanía francamente patológica.

Al final, con todas sus palabras, bastante baja la intervención de Izarra, más por lo que demostró que por lo que trató de ocultar.

No era risa nerviosa... ni de burla (aunque ese era su objetivo y así es tomado por muchos). Es peor. Era la risa de quien está enfermo de irrealidad. De quien se ha creído el cuento de la manipulación y de que todos somos manipulables.

Era la risa demencial de quien está enfermo de poder y de joder... era, en fin, la risa que se puede escuchar en cualquier rincón de cualquier sanatorio del mundo.

Venezuela & Colombia

0 Comentarios para la Caja

La vecindad geográfica, humana, económica y política de Venezuela y Colombia es uno de los valores más importantes cultivados por ambos Estados durante los últimos 100 años. Por supuesto, con altas y bajas. A veces más bajas que altas, pero siempre apuntando a la construcción de una convivencia productiva -en todos los sentidos- y pacífica.

No olvido que Colombia y Venezuela han tenido por muchos años una disputa de demarcación limítrofe respecto al Golfo de Venezuela. Esa ha sido históricamente la principal disputa entre ambos países. Sin embargo, podría decirse que a partir de 1995 -a raíz del ataque guerrillero al puesto fluvial venezolano de Cararabo, mejor conocido como la masacre de Cararabo-, la agenda política y diplomática ha incorporado a la guerrilla como parte de los asuntos a tratar.

La masacre de Cararabo (estado Apure), en febrero de 1995, ocurrió durante el segundo gobierno de Rafael Caldera. En Colombia gobernaba para entonces Ernesto Samper. Recuerdo perfectamente que a raíz del ataque se habló desde Colombia de la posibilidad de instaurar la llamada "persecución en caliente", o lo que es lo mismo, permitir al ejército colombiano traspasar nuestra frontera siempre y cuando se persiguiera a guerrilleros.

La propuesta fue firmemente rechazada por el gobierno venezolano. Gracias a Dios ocurrió de esa manera. A pesar de la tragedia ocurrida en Cararabo y del dolor de los venezolanos, se mantuvo con firmeza la tesis de que la soberanía territorial venezolana corresponde inequívocamente a los venezolanos. Lo cual, por supuesto, traía como consecuencia un refuerzo de las políticas de desarrollo y custodia de la frontera. Era la única forma de que la guerrilla no incursionara en nuestro territorio.

Pero por las circunstancias que sea, eso no ocurrió de la manera esperada. Impedimos la persecución en caliente, pero pocos años después el nuevo gobierno venezolano se declaraba "neutral" ante el conflicto colombiano, lo que abrió la puerta a todo el despelote binacional que se vive hoy.

Obviamente, la declaración de "neutralidad" era una disposición táctica diplomática (por no decir hipócrita). Con el transcurso de la década perdida de Venezuela (1999 - 2009) quedó claro a los ojos del mundo el amplio apoyo político, diplomático, comunicacional, estratégico y territorial que el gobierno venezolano ofrecía a las FARC y al ELN.

En una habilidosa jugada política del gobierno colombiano, Chávez fue comisionado para negociar ante las FARC para apurar la liberación de los rehenes (especialmente Ingrid Betancourt, emblema para ese momento). Chávez no pudo aguantarse y traspasó los límites impuestos por el gobierno colombiano para las negociaciones, lo cual fue la excusa perfecta para sacarlo del camino y ponerlo en evidencia.

A partir de allí, llovieron los insultos, los triunfos del ejército frente a la guerrilla, las amenazas de ataques con aviones Sukhoi, los tratos cada vez más cercanos con las FARC, las amenazas de cierre de fronteras, de corte del comercio binacional y de ruptura de relaciones. Los embajadores vivieron con las maletas hechas pues cada cadena y cada ¡Aló Presidente! podría traer consigo un boleto para Caracas o para Bogotá.

Hoy, la situación no puede ser más dramática para Venezuela: con pérdidas multimillonarias por el virtual cierre del comercio binacional (que entre otras cosas trajo la grosera y espantosa corrupción de PDVAL en la importación de alimentos); con el aparato productivo nacional prácticamente desmantelado; con problemas eléctricos no solventados; con disminución grave de los ingresos por concepto de la renta petrolera; con la evidencia y la denuncia puesta sobre la mesa de la protección del Estado venezolano a los grupos terroristas colombianos; el gobierno venezolano se dispone a negociar un espacio de apertura con el nuevo gobierno colombiano.

Una taima, pues. Un "cuarto intermedio", como dicen en algunos países de la región.

Descubierta y evidenciada la relación gobierno venezolano - guerrilla; con Chávez denunciado ante la Corte Penal Internacional; lo que queda es decir: "oye vale, no es para tanto chico... cuándo he dicho yo que apoyo a la guerrilla??... nada de eso, más bien les pido que suelten a los secuestrados... que se dejen de eso de una vez chico".

Queda abrir espacios para el comercio binacional, tomar un segundo aire en plena campaña electoral, desmantelar por la nochecita y sacar por la puerta trasera los campamentos de las FARC y prometer callarse la boca al menos un añito. Eso sí, dejando colgados de la brocha a los narcoguerrilleros, con el costo político y militar que eso implique.

Llegó la hora de la verdad para la relación binacional. Y Venezuela nunca ha estado en tanta desventaja como ahora.

Como bien dice un famoso hashtag en Twitter: #grasiaChiabeTqm

Fallas técnicas... o un domingo sin Chávez

0 Comentarios para la Caja

Hoy fue suspendida la emisión 363 de ¡Aló Presidente!

Para quienes no sepan, ¡Aló Presidente! es el programa maratónico semanal del presidente Chávez, donde por igual se ordena el envío de tropas a la frontera, se riega de mentiras al país, se cantan coplas, salen regañados ministros, se insulta a la oposición, se lanzan las órdenes de la semana para el resto de los poderes públicos, se pontifica sobre la mala situación de otros países y se pelea con otros presidentes.

Puede empezar cuando el comandante quiera, a la hora que quiera... igual pasa con su culminación. Es cuando él quiera. Cuatro, cinco, seis, siete u ocho horas después.

Siendo una de las pocas "instituciones" u obra concreta y permanente del gobierno venezolano, sorprende que hoy se suspenda la emisión aduciendo "fallas técnicas".

Que a estas alturas el gobierno no pueda controlar fallas técnicas de producción de su único producto de exportación es una muestra de inutilidad descomunal. Por otra parte, si pretenden mentirnos con esa excusa de las fallas técnicas nos demuestran un desprecio olímpico a la inteligencia de todos nosotros.

En medio de una crisis diplomática sin precedentes con Colombia; de una crisis interna también sin precedentes con la Iglesia Católica y la mitad de la sociedad; en medio de un megaescándalo de corrupción e ineficiencia que retrata de cuerpo entero el espíritu del gobierno (caso PDVAL), que el presidente decida privarnos de sus magnas palabras es signo de algo extraño.

Es equiparable a la suspensión del viaje a Cuba la semana pasada, más aún si ya Fidel está de pie listo para recibirlo y para masajearle el ego en público.

A diferencia de otras veces que el presidente se desaparece un par de días y después se regocija porque le hizo falta a los demás, esta vez estamos en medio de una campaña electoral trascendental y muchos problemas.

¿En qué estará ocupado Chávez?

¿Husmeando los huesos del Libertador? ¿espolvoreándose las partículas recogidas en la exhumación? ¿Moviendo soldaditos y carritos de plástico sobre un mapa de la Gran Colombia del siglo XIX? ¿visitando ciertas coordenadas dadas por cierto gobierno vecino? ¿excavando alguna fosa para enterrar alimentos "no conformes"? ¿bañándose en la piscina de la finca de Diego Arria? ¿jugando "a la casita" en la propiedad tomada a Mezerhane? ¿exorcisándose con algún monseñor amigo? ¿buscándonos las mejores variedades de piedras para comer?

Sea lo que sea, lo más probable es que no sea nada bueno.

Así estamos.

Una historia de vecindarios en cualquier lugar

0 Comentarios para la Caja

Un antisocial tenía en sus manos al barrio donde vive. No hay calle donde su nombre no le retuerza las tripas a los vecinos. No hay casa donde no se haya colado el miedo a través de las sutiles rendijas que dejan puertas y ventanas.

Tenía años enseñoreado sobre los escombros de viejos rivales. Malandros viejos, les dicen ahora que están retirados o simplemente lejos. Rivales a los que fue eliminando progresivamente con las más sucias tácticas vistas hasta entonces.

Había sembrado el barrio de "sapos" que lo mantenían informado de todo cuanto ocurría. No había chisme que no supiera. No hubo pelea vecinal que no llegara a sus oídos. Ni siquiera las intimidades emocionales quedaban a buen resguardo.

Por supuesto, a las mujeres más bellas e inteligentes las quería para sí. ¡Hasta se había apropiado de los perros y gatos que más le gustaban del barrio!

Más de una vivienda fue profanada. Había olvidado la cortesía del permiso o el lugar común de la tocada de puerta.

Parecía no tener más límites que los que le imponía su propio -y aparentemente impredecible- estado de ánimo.

Como buen antisocial, no le bastaba con el sometimiento de los más cercanos. Quería más. Buscaba desesperadamente nuevos senderos, nuevos límites que violar y nuevas normas que destrozar. Andaba a la caza de otros problemas e intentaba incendiar praderas vecinas y ajenas.

Pero aquellos de las praderas vecinas no se dejaron. Tienen años haciendo lo posible para evitar confrontaciones... han negociado, han negado, han volteado para otro lado, han colaborado, han reído, han elegido, pero nada... ya se hartaron. El antisocial sigue en su intento de quedarse con el barrio ajeno porque el suyo ya le quedó demasiado pequeño.

En la pradera vecina están listos para repeler agresiones. Y el antisocial se ha devuelto a su barrio a exigir apoyo incondicional a todos los que ha maltratado por años. Por "dignidad" tienen que ayudar, dice en su desespero.

Nadie se inmutó en su propio barrio, y eso lo llena de rabia. Junto a su pequeño ejército ha empezado una campaña sistemática de malandreo contra su propia gente. Les jura que si no lo ayudan, lo pagarán muy caro.

... Pero nadie les hace caso ya.

Por eso grita, se desespera, reúne a los suyos, los emborracha de palabras ofensivas, les revuelve el océano de resentimientos ancestrales que conviven en su pequeñez, se exhibe por las calles en caballito sobre las motos, dispara al aire para mantener la práctica mientras se confunde entre estados de ánimos fronterizos desenvainando espadas ajenas y viendo sombras en los pasillos de un viejo Palacio.

Y sucedió. Finalmente sucedió.

En uno de esos devaneos anímicos quedó atrapado. Nadie lo reconocía en sus miradas perdidas ni en su prosa fuera de sí y fuera de todo. Nadie entendía sus órdenes napoleónicas ni sus requisitos faraónicos. Su carisma trastocó en agresividad y su cercanía en violencia inminente.

Todos se lo negaron. Todos voltearon al cielo para no ver el infierno en sus narices. Hasta que fue insoportable.

El día que todos finalmente se vieron a la cara, la insania perdió fuerza. Nada más poderoso que el activismo del sentido común para desactivar infamias, radicalismos y sombras.

Ese día, aunque doloroso, todos empezaron la real construcción de un mundo mejor. O al menos, un barrio mejor.

José Saramago, In Memorian

0 Comentarios para la Caja

El día viernes 18 falleció el gran escritor portugués, Premio Nobel de Literatura, José Saramago.

Para mí, uno de los escritores más impactantes, prolíficos y -también- desconcertantes del siglo XX y lo que va de siglo XXI.

¡Adios al gran Saramago!



Entrevista BBC

0 Comentarios para la Caja

Durante la semana que hoy termina se dió a conocer una entrevista realizada al presidente Chávez para el programa HARDTalk, de la BBC. La entrevista fue hecha por Stephen Sackur, en el Palacio de Miraflores en Caracas.

Aquí, la entrevista completa:



Como ha ocurrido otras veces en entrevistas con periodistas internacionales, el presidente Chávez intentó descalificar al entrevistador diciéndole que ignora la realidad (su realidad, básicamente) o apelando a algún tema referido a la nacionalidad y/o empresa para la que trabaja el entrevistador.

El periodista Sackur logró, a mi juicio, un extraordinario documento para el mundo de lo que es el presidente Chávez y de cómo maneja los asuntos del país.

No cayó en las emboscadas melodramáticas puestas por el presidente Chávez durante toda la entrevista: "repíteme la pregunta"; "tú viniste a defender corruptos"; "qué pasó en Inglaterra, tú estás con los corruptos allá"; "estás ignorando la realidad", etc.

Estamos ante un periodista fogueado y muy bien preparado para esta entrevista. El detalle que más me impresionó fue que este es el único entrevistador que ha logrado interrumpir la cháchara vacía del presidente Chávez para buscar una respuesta concreta.

El otro detalle, más de anécdota, más de melodrama, fue cuando el presidente al hablar de la corrupción y de Baduel, se sintió muy incómodo y empezó a voltear alrededor, buscando apoyo en alguna cara familiar supongo (entre el minuto 10 y 11). Dicen las malas lenguas que allí estaba en el set de la entrevista el señor Oliver Stone. No lo se ni me consta. Lo cierto del caso es que se sintió descolocado al no descubrir en su interlocutor alguna señal por donde contraatacarlo.

Segundos más tarde, el presidente acusa al entrevistador al hablar del caso Oswaldo Álvarez Paz, que está siendo utilizado. Impecable el entrevistador cuando lo confronta: ¿cómo he sido utilizado? El presidente no entiende la confrontación y le repregunta.

Sackur hizo lo que no han podido otros: enfrentar al presidente Chávez con temas duros, documentados, sin sonrisitas ni permitir la descalificación. Se ve que el entrevistador estaba preparado para eso. Sabía lo que le venía.

Otro detalle, anecdótico no más, de imagen, fue que Sackur entendía directamente lo que decía el presidente Chávez. Pero el presidente Chávez tenía que esperar la traducción a las preguntas y cuestionamientos de Sackur. Eso, en términos televisivos, fue demoledor. Alguien debería sugerir al presidente un cursito de inglés... al menos para que escuche y entienda directamente las preguntas.

En fin, un documento importante. Quizás no tanto para nosotros (aunque sí), más bien para el mundo. Es bueno que de vez en cuando el mundo entienda que estamos gobernados por un señor lleno de lugares comúnes, ideas petrificadas, descalificaciones por doquier, que no discute, que perdió la sensibilidad de la conversación porque se acostumbró a mandar.

En 20 minutos el presidente quedó retratado en su pequeñez política... que es directamente proporcional a la pequeñez de todos los actores de este drama nacional.

Colombia, a 2da vuelta

0 Comentarios para la Caja

Hoy se realizaron las elecciones a la presidencia en el vecino país. Las expectativas eran de un empate técnico, a decir de las principales encuestadoras, entre los aspirantes Juan Manuel Santos (Partido de la U) y Antanas Mockus (Partido Verde).

Una campaña si se quiere sorpresiva, pues Santos arrancó con una sólida base de apoyo proveniente del llamado "uribismo". Parecía una carrera fácil. La no reelección de Uribe, decidida hace poco menos de 3 meses, hacía muy corto el tiempo para remontar en una campaña electoral.

Sin embargo, Antanas Mockus logró lo imposible: alcanzar -y rebasar algunos días- a Santos en la preferencia. Una propuesta fresca, poderosa en el mensaje, relevante para los jóvenes y encantadora para quienes creen en el artificio de la "antipolítica".

Pero cuando la candidatura de Mockus parecía imparable, vinieron los problemas para esta candidatura: se hizo visible a nivel nacional e internacional, y comenzaron los errores estratégicos. No analizaré esos errores hoy, queda pendiente para otro momento.

Santos se recuperó las últimas 3 semanas y finalmente se impuso hoy: 46,3% versus 21,5%. Bastante diferente, por cierto, a todos los pronósticos.

Ahora, nos espera el 20 de junio. Digo que "nos espera" porque creo que la suerte de Colombia es la de Venezuela y viceversa. Eso ya lo deberíamos haber aprendido después de 200 años.
Vale la pena preguntarse, ¿qué pasó con la "ola verde de Antanas Mockus? ¿Por qué se desinfló de esa manera? ¿Fueron a votar los jóvenes que tanto apoyo le mostraron en la campaña? ¿Por qué la abstención superó el 50%?

Colombia merece ser gobernada por los mejores (como nosotros). Ojalá tomen la mejor decisión.

País en caricaturas

0 Comentarios para la Caja





Gestos políticos

0 Comentarios para la Caja

Ayer se reunió por primera vez en Caracas, después de 11 años, el llamado Consejo Federal de Gobierno.

Según la Constitución Nacional vigente (1999):

Capítulo V

Del Consejo Federal de Gobierno

Artículo 185. El Consejo Federal de Gobierno es el órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del Poder Nacional a los Estados y Municipios. Estará presidido por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva e integrado por los Ministros o Ministras, los gobernadores o gobernadoras, un alcalde o alcaldesa por cada Estado y representantes de la sociedad organizada, de acuerdo con la ley.

El Consejo Federal de Gobierno contará con una Secretaría, integrada por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, dos Ministros o Ministras, tres gobernadores o gobernadoras y tres alcaldes o alcaldesas. Del Consejo Federal de Gobierno dependerá el Fondo de Compensación Interterritorial, destinado al financiamiento de inversiones públicas para promover el desarrollo equilibrado de las regiones, la cooperación y complementación de las políticas e iniciativas de desarrollo de las distintas entidades públicas territoriales, y a apoyar especialmente la dotación de obras y servicios esenciales en las regiones y comunidades de menor desarrollo relativo. El Consejo Federal de Gobierno, con base en los desequilibrios regionales, discutirá y aprobará anualmente los recursos que se destinarán al Fondo de Compensación Interterritorial y las áreas de inversión prioritaria a las cuales se aplicarán dichos recursos.
Hablemos claro, el Consejo Federal de Gobierno (CFG) en el papel parece una instancia lógica y necesaria. Nadie en su sano juicio podría decir que es una instancia mala o equivocada, especialmente porque en dicho artículo 185 se consagra la descentralización en la práctica.

Sin embargo, para el gobierno nacional, la descentralización es una especie de tara que debe ser extirpada, como de hecho ha venido ocurriendo desde hace algunos años. No es un secreto para nadie la voluntad del gobierno chavista de recentralizar todo el país, mejor aún, de hacer que todas las decisiones de ser posible pasen por la mirada del presidente Chávez. Lo cual es un atraso político que nos devuelve a lo peor del siglo XIX.

Cualquier cosa que escape al control directo de Chávez, tanto la Asamblea Nacional como el Tribunal Supremo de Justicia -arrodillados al poder ejecutivo- se esmeran en entregárselo en bandeja de plata.

De hecho, la instalación del CFG es una farsa. Pero desde el punto de vista político es un gesto del gobierno que hay que mirar con mucha atención. Veamos por qué.

Con la instalación del CFG, el gobierno pretende desmontar la imagen de la centralización y el abuso presidencial desmedidos que ha logrado hilvanar la oposición.

En la práctica, pone contra la pared a las cabezas de la oposición que tienen funciones de gobierno (gobernadores del Zulia, Táchira, Miranda, Nueva Esparta, Lara, Carabobo): si no asistían, quedaban como principales obstáculos para el país. Si asistían, como de hecho ocurrió, corrían el riesgo de ser abordados y puestos en ridículo por el presidente Chávez en su monólogo de instalación.

Los gobernadores opositores no estaban preparados para la reacción de Chávez: esperaban groserías y desplantes y se encontraron con una aparente apertura (que obviamente es falsa). Hasta saludos protocolares hubo entre ellos. Sin dudas, la foto que necesitaba el presidente Chávez para su campaña política.

Los gobernadores fluctuaron entre irse (Salas Feo); reírse compulsivamente como quinceañera nerviosa (Morel Rodríguez); poner cara de niño malcriado (Henry Falcón) y medio sonreír (Capriles Radonski; Pérez Vivas; Pablo Pérez).

El chavismo podrá decir que se abrió un espacio de diálogo a los opositores. De nuevo, la oposición queda sin discurso, petrificada ante un gesto político inesperado. Esos momentos únicos deben ser mejor aprovechados políticamente.

La falsedad del gesto de ayer quedó demostrada en menos de 24 horas, gracias a los insultos del presidente Chávez al gobernador Capriles Radonski (de Miranda): “Capriles es un irresponsable, un embustero, un político de pacotilla"

El gesto altamente cínico de ayer fue destruido hoy por el discurso bárbaro cotidiano.

Lección para la oposición: CONSISTENCIA en todos los escenarios, en todas las circunstancias, en todas las instancias. No se puede caer tan manso en las trampas cantadas del chavismo.

Lo que pudo ser un poderoso símbolo de reunificación y pacificación en el país quedó reducido apenas a un símbolo de la viveza criolla del comandante (el que "pone peines" para que los demás caigan mansitos).










Lamento decir esto, pero esas fotos me recordaron otro gesto político vergonzoso de la Venezuela contemporánea:



Así estamos.

¡Sonríe pa´la foto!

0 Comentarios para la Caja


Después de las primarias... qué?

0 Comentarios para la Caja

La necesidad de participación democrática ha sido uno de los anhelos más intensos de los venezolanos durante los últimos 20 años.

Entiéndase que "participar" es escoger, tomar decisiones y asumir responsabilidades por las decisiones tomadas.

Los factores democráticos -sentados alrededor de la Mesa de Unidad- han querido hacer la labor unitaria con la premisa de "consenso donde sea posible y primarias donde sea necesario". Todo eso con miras a la elección de diputados a la Asamblea Nacional que se realizará en septiembre.

A juzgar por el resultado de las negociaciones para los nombramientos de candidatos, parece que la llamada oposición democrática está jugándose el todo por el todo en esta elección. Pareciera que estamos haciendo de la Asamblea Nacional la última trinchera desde donde vamos a "salvar" la democracia.

No comulgo con esa visión. La AN no es, ni de lejos, la frontera que va a detener al chavismo en su afán conquistador. Si el chavismo pierde esa elección, la AN será desmontada como factor de poder en la estructura del Estado. Eso lo deberíamos saber todos y de eso deberían hablar los candidatos.

Los nombres de Henrique Salas Röemer; Julio Borges; Omar Barboza; Alfredo Ramos; William Dávila; Timoteo Zambrano, Henry Ramos Allup; Manuel Rosales, hablan de que estamos ante los mismos personajes que han llevado a la oposición de derrota en derrota política... desde la Coordinadora Democrática en adelante. La exclusión de Enrique Mendoza es grotesca, pero en nada hubiese cambiado la situación de la MUD.

Lo único que podría ser más importante que los nombres es la propuesta política para la AN. Si esa propuesta es mediocre o cercana a lo mediocre, lamentablemente la MUD estará abriéndole la puerta de par en par a una tercera opción... que no es ni el PPT ni ningún desprendimiento tardío del chavismo.

Y si no me creen, míremonos en el espejo de Colombia.

Islandia y la fuerza de la naturaleza

0 Comentarios para la Caja

Eyjafjöll.

Ese es el nombre del volcán en Islandia que ha causado un caos enorme en Europa y (por qué no) en el mundo.

Empecemos por el principio.

Islandia es un país que queda en el extremo noroeste de Europa. Compuesto por una gran isla y otras islas pequeñas, queda entre el continente europeo y Groenlandia.

Islandia tiene apenas 103.125 km² de superficie. Nuestro estado Amazonas tiene poco más de 180.000 km². En Islandia viven cerca de 320 mil seres humanos, un poco menos del 10% de nuestra población venezolana.

Por su ubicación, tiene una inmensa actividad geológica y volcánica.

Eyjafjöll es un volcán formado hace alrededor de 700.000 años.

Aquí, algunas de las impresionantes imágenes en video de una de las más grandes erupciones volcánicas registradas, que detuvo el tráfico aéreo en toda Europa por casi una semana (con todas las consecuencias humanas, sociales, económicas y políticas que trajo).


Venezuela, oposición y elecciones

0 Comentarios para la Caja

La oposición venezolana, formalizada en los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil, reunida en la llamada Mesa de Unidad Democrática, se encuentra hoy entrampada en sus propias contradicciones.

Lo que hemos visto los últimos días en las "negociaciones" de las candidaturas para la Asamblea Nacional, es el fiel reflejo de que las arrugas no se pueden correr hasta el infinito y que las malas decisiones tarde o temprano traen consecuencias.

Ha sido muy decepcionante ver las peleas en Carabobo entre Proyecto Venezuela y Acción Democrática (entre Henrique Salas Röemer y Henry Ramos Allup); en Miranda entre Primero Justicia y Copei (Julio Borges y Enrique Mendoza); Voluntad Popular, a través de Leopoldo López, versus la MUD; candidatos independientes versus la MUD; Yon Goicoechea versus su partido Primero Justicia y la MUD; los estudiantes versus los líderes políticos tradicionales.

Demasiadas costuras. Demasiada arenas movedizas.

Según mi opinión, uno de los grandes errores de la dirigencia política (joven o vieja, partidista o independiente) fue hacer de las elecciones de la Asamblea Nacional un caso inútil de "patriamuertismo"... es decir, o ganamos eso o se acabó el juego.

Ese ha sido el leit motiv que Chávez ha impuesto a todas las elecciones. "Si no ganamos se pierde la revolución", "si perdemos vienen por mí", etc. Y es ahora el leit motiv que la dirigencia opositora le impone a esta elección.

Aclaremos. TODA elección es importante, y quienes participan quieren ganar. Eso está claro. Y ese no es el problema. Lo que pasa es que las elecciones son instrumentos para algo, no son trofeos per se.

No me gustan los dogmas respecto a la participación o a abstención. Ambos son formas de lucha política... que deben estar acompañadas de un programa de acciones políticas! Me da rabia cuando escucho a un Julio Borges decir que él no estuvo de acuerdo con retirarse de las elecciones parlamentarias del 2005, que él dijo lo contrario. El problema no era retirarse o quedarse en las elecciones, el problema es que no había ningún plan para el día siguiente.

La abstención del 2005 fue, a mi juicio, un triunfo político de un sólo día. Nadie pensó en qué hacer ni cómo capitalizar un triunfo semejante. Allí se perdió verdaderamente la Asamblea.

Por eso, el problema ahora no es ganar por que sí la Asamblea Nacional. Podríamos tener mayoría calificada... pero qué hacer con eso si no hay un plan?

La dirigencia opositora tiene casi un año repitiendo hasta la náusea que vamos a ganar la Asamblea Nacional. Que desde allí prácticamente se va a desmontar lo (mal) hecho por el gobierno chavista. Que del Capitolio a Miraflores lo que hay es un brinquito para terminar con la pesadilla.

El meta-discurso de la dirigencia opositora ha sido: la AN es la última frontera, el límite con el que el gobierno se topará y empezará a retroceder. El principio del fin del chavismo y el comienzo de un próximo gobierno de la oposición.

Nada más falso.

No creo que el chavismo (es decir, quien tiene el poder fáctico) piense igual. Repasemos la historia reciente: en el 2007, el gobierno perdió el referendum para la reforma constitucional... pero no le importó. Chávez ha aplicado ilegalemente los principales lineamientos de su reforma, con la complicidad de los poderes públicos del país.

En el 2008, el gobierno perdió las gobernaciones de Miranda, Zulia, Carabobo, Táchira y Nueva Esparta; y las alcaldías de Sucre y Alcaldía Mayor en Caracas. ¿Acaso el gobierno central ha respetado esos resultados? La Alcaldía Mayor fue despojada de casi todas sus competencias y le fue impuesta una estructura paralela... igual ocurrió con la gobernación del Táchira, permanentemente acosada por el gobierno central. Ganamos... ¿pero había un plan para combatir las acciones "cantadas" del gobierno?

¿Quién dice que a la supuesta futura mayoría opositora no le tengan una sorpresita mayúscula a la vuelta de la esquina? ¿O es que nadie se ha paseado por ese escenario? Entre el éxtasis de las peleas internas y la precampaña electoral, no he escuchado a ningún aspirante a diputado decir nada al respecto.

¿Qué harán el día de mañana cuando el gobierno central les imponga una estructura legislativa paralela? Es una pregunta que yo haría inmediatamente a TODOS los precandidatos de la oposición.

El problema es que todos los dirigentes quieren ser diputados (con razón o sin ella). Nadie quiere quedarse por fuera y son centenares de aspirantes. El problema es que ahora los dirigentes juveniles (que antes fueron estudiantiles) ahora quieren cobrarle a la dirigencia partidista su inacción de calle durante los últimos años y la dirigencia partidista está cobrando a los estudiantes su desplazamiento en los afectos populares. El problema es que están topando con la realpolitik partidista, esa que está hecha de negociaciones y tragarse sapos y no solamente de inscribirse, marchar y ponerse franelas del color respectivo.

Para Goicoechea, Sánchez, Rivas y demás dirigentes juveniles, tal vez no sea el momento para una AN. ¿Cuál es la propuesta que pueden llevar? ¿Quién se los imagina en alguna "disertación" contra Cilia Flores; Iris Varela; Carlos Escarrá; Desireé Santos Amaral? ¿Es que acaso tienen la piel tan curtida como para resistir los embates de un oficialismo irrespetuoso, violento? ¿Van a aguantar todos los días las arremetidas de los colectivos chavistas a las puertas de la Asamblea? ¿Veremos otra vez el triste espectáculo de ver a diputados arrastrados por el suelo por la GN? ¿O intentando saltar una cerca para entrar al Hemiciclo como pasó al comienzo de este gobierno?

Es increíble que nadie hable de esas cosas, que son hechos que van a ocurrir. ¡Ni siquiera se habla de los problemas inmediatos que tenemos los venezolanos!

Mientras tanto, el país está completamente desactivado, en una especie de paro general promovido por el propio gobierno... ¡y nadie fija posición!

Mientras tanto, la mayoría del país voltea para otro lado, se va de vacaciones y deja que los "políticos" se peleen por sus migajas... ¡y nadie fija posición!

Mientras tanto, el gobierno policial acelera su arremetida y se vuelve loco tratando de encarcelar y meterle miedo a todo el mundo... ¡y nadie fija posición!

Así estamos.

Luna roja (y llena)

0 Comentarios para la Caja

Casi una metáfora. La Luna llena que muestra hoy Caracas es de un apocalíptico color rojo viciado, ahumado.

La calina, esa humareda espantosa que cubre y ahoga nuestra ciudad desde hace muchos días, produce el fenómeno de la visión roja sobre nosotros.

Es la Luna llena de Pascua, además.

Quien sepa "conectar puntos", data, información, hechos, etc, se dará cuenta de que hay muchas razones para pensar que estamos en el final de una era, de un momento histórico. Y no hablo sólo de lo político, que ya de por sí la era actual está llegando al punto final. Hablo de que, como país, estamos por tocar aquella quimera llamada "fondo"... o al menos algo que se le parece mucho.

La destrucción del país es por todos los flancos: ecológico; económico; social; político; electoral; producción; seguridad; Estado; etc. Poco quedará en pie tras el derrumbe que premonitoriamente advirtió la naturaleza en 1999 (recordemos la tragedia de Vargas).

Esa Luna Llena y roja habla de anuncios. De recta final. De cambios inmediatos. De aceleración de los acontecimientos.

Que esa Luna no sea sólo de advertencias, premoniciones y finales... que sea el comienzo de nuestra entrada luminosa al siglo XXI... siglo al que aún no hemos podido llegar.

Momento retro

0 Comentarios para la Caja

A medida que uno va "creciendo" -envejeciendo sería más honesto-, la música se convierte en una verdadera experiencia de memorias encontradas.

Esta canción, Break my stride (Matthew Wilder), salió a finales de 1983. Presumo que acá en Venezuela la escuché ya en 1984. Lo cierto es que mis recuerdos van por ahí, por los 12 - 13 años de edad.

Una canción muy pegajosa, que me ha devuelto un estado de ánimo particular a partir de las memorias evocadas. Todo un clásico del pop de principios de los 80´s.

Venezuela apagada

0 Comentarios para la Caja

Como si fuesen pocas las calamidades de los venezolanos (inseguridad; escasez de energía eléctrica; escasez de agua; incendios forestales devastadores; desabastecimiento e inflación; entre muchas otras), al presidente Chávez se le ocurrió la idea de apagar el país por 3 días.


Tradicionalmente, en Venezuela son días laborables los lunes, martes y miércoles de la Semana Santa. Jueves y Viernes son parte de las vacaciones, tanto en el sector público como en el privado.

Este año cambiaron las cosas. El presidente ordenó decretar feriado lunes, martes y miércoles para "ahorrar electricidad". No para estimular la flojera, según sus propias palabras.

Una decisión que, por supuesto, no fue consultada con ningún sector productivo del país. Ni siquiera con trabajadores, mucho menos con empresarios o tan siquiera los supuestos colectivos organizados bajo el nombre de consejos comunales.

Por supuesto, una decisión como ésta tiene muchas aristas difíciles de limar: una cosa es decretar feriados y prácticamente ordenar que nadie trabaje, y otra cosa es darse cuenta a los dos días que hay sectores que deben trabajar (distribuidores de alimentos; bancos; centros comerciales; entre otros). Y que esos sectores que trabajan tienen que hacerlo a medias: los centros comerciales abren al mediodía... AL MEDIODÍA!!!!... y a media luz, porque algunos han sido multados o amenazados con el cierre si no cubren una cuota de electricidad impuesta.

¿Cómo podemos ser productivos si el discurso dominante que emana del poder estimula exactamente lo contrario? Y, además, encuentra eco entre sus fanatizados oyentes.

Este es parte del coctel discursivo:
  • Desestimulo a la inversión privada, porque lo privado es sospechoso por naturaleza.

  • Al ser sospechoso por naturaleza, debe ser vigilado, "prensado" y perseguido hasta encontrarle "la caída".

  • El Estado, como inmensa madre sobreprotectora (ni siquiera como un padre, pues en Venezuela el arquetipo paterno es irresponsable, o al menos distante), expande su presencia y sus tentáculos para "abrazar" - arrasar, también quedaría bien- todo lo que se atraviese en su camino.

  • El presidente Chávez, el mejor representante de esa presencia maternal, sobreprotectora y asfixiante, destruye todo lo que es NO-CHÁVEZ.

  • Como es sobreprotector, prefiere que sus "hijos" no hagan nada a cambio de mantenerlos cerca. El Estado estimula las famosas "misiones" en las que se paga sin hacer mucho trabajo productivo, recorta el horario de trabajo en el sector público (a cuenta de racionamiento eléctrico) y da días feriados como si cualquier cosa.

  • El Estado promueve el consumo "salvaje" al poner en circulación mucho dinero (lo que llaman Liquidez Monetaria). Al aumentar la demanda, la oferta tiene que aumentar también... lo que estimula la importación masiva de productos que han dejado de producirse aquí. Se da el fenómeno de que todo el mundo quiere ser "comerciante" o "vendedor", pero pocos producen.

  • Al agotarse los recursos para financiar masivamente a medio país y para importar lo que consume todo el país, vienen los recortes y los llamados a disminuir el consumo salvaje que antes promovieron. Hoy, se sanciona el consumo de electricidad y se nos obliga a vivir en penumbra.
Así se apaga un país. O así se cocina, más bien. A fuego lento... como la rana del cuento.

El infierno venezolano

0 Comentarios para la Caja

I

Hay varias versiones de un chiste sobre el "infierno venezolano". Veamos:

Un hombre muere, y va al infierno. Allí descubre que hay un infierno para cada país. Va primero al infierno alemán, y pregunta:

- Qué te hacen acá?; y el ultimo en la fila le dice:
- Aquí, primero te ponen en la silla eléctrica por una hora, luego te acuestan en una cama llena de clavos por otra hora, y el resto del día, viene el diablo alemán, y te da latigazos.

Al personaje no le gustó nada, y se fue a ver en que consistían los otros
infiernos.

Tanto el infierno estadounidense, como el ruso, y el resto de infiernos de distintas naciones hacían lo mismo; entonces, ve que en el infierno venezolano hay una fila llena de gente esperando por entrar.

Intrigado, pregunta al ultimo de la fila:

- ¿ Qué es lo que hacen acá?; y el individuo le dice:
- Aquí te ponen en una silla eléctrica por una hora, luego en una Cama llena de clavos por otra hora, y el resto del día, viene el diablo venezolano, y te da latigazos

- ¡Pero es exactamente igual a los otros infiernos!; ¿porqué hay aquí tanta gente queriendo entrar?.

- Porque nunca hay luz, la silla eléctrica no sirve, los clavos de la cama se los robaron todos; y el diablo viene, firma y se va.


"Llega una persona que fue muy mala al infierno venezolano, y pasan días y días y nadie lo castiga o lo tortura, hasta que decide quejarse y preguntar qué es lo que pasa y se encuentra a un demonio y le pregunta: - oye, tengo días acá y no ha pasado nada, que pasa?, a lo que le responden: - estas en el infierno venezolano, acá la cosa es así, el castigo consiste en que te tienen que llenar de mierda, pero, cuando esta la mierda y el balde, no está la persona que te lo hecha, cuando esta balde y la persona, no está la mierda y cuando esta la persona y la mierda no está el balde”.
Todo gira en torno a reírnos de nuestra propia incompetencia. El chiste es vernos reflejados en nuestra propia idiosincracia, revolcarnos en nuestro lodazal de pequeñas trampas y corruptelas que amenizan lo cotidiano.

II

Pero el infierno venezolano tiene más facetas, aparte de la reflejada en los chistes.

Nuestro infierno está en la profunda incompetencia de nuestra clase dirigente para tratar temas fundamentales del país: la seguridad personal; la salud; la seguridad social; el poder adquisitivo; la inflación; la producción y abastecimiento normal y constante de alimentos; la industria; seguridad jurídica; mantenimiento de infraestructura; suministro de energía eléctrica y agua; transporte público; las relaciones internacionales; etc.

Son innumerables los desaciertos y las metidas de pata a todo nivel. El deterioro es más profundo que ni programado hubiese sido tan efectivo. Por donde se mire, el país se derrumba ante los ojos deprimidos y temerosos de muchos venezolanos, y ante los ojos incrédulos de otros tantos que prefieren no ver a enfrentarse al desastre.


III

Noticias como el asesinato de dos mujeres en Parque Caiza en Caracas, luego de ser robadas y abaleadas; el peligroso tejido que armó el gobierno venezolano con las FARC y ETA; el vergonzoso pasodoble que bailan Chávez y Zapatero, fisgoneados de cerca por el insólito canciller español Moratinos; los cortes programados y no programados de electricidad en casi todo el país (con excepción de Caracas); las amenazas de suspensión del servicio eléctrico a quienes sean "altos consumidores"; la pelea interna del chavismo (Henry Falcón - PPT vs. Chávez - PSUV; TSJ vs AN); las más aún vergonzosas peleas por las candidaturas de la oposición...

Hago un paréntesis para hablar de las candidaturas de la oposición a la Asamblea Nacional. La sorda pelea entre Enrique Mendoza y Julio Borges, así como entre Henrique Salas Röemer y Henry Ramos Allup; así como entre Leopoldo López (Voluntad Popular) y la Mesa de Unidad; así como entre presos políticos y políticos de la Mesa; así como entre candidatos independientes y candidatos de partidos... todas esas peleas generan profundos desencuentros entre opositores.

Para unos, es la confirmación de que la "oposición" de los partidos trabaja para Chávez y el chavismo ramplón del PSUV.

Para otros, es la confirmación de la pobre casta de políticos que tenemos, lo que nos hace "merecedores" de ese castigo tremebundo llamdo Chávez.

Para algunos, es normal y sana la discusión "democrática" pero apasionada entre partidos.

Para otros, es la confirmación de los peores temores que siempre han existido sobre Borges, Allup, López, Mendoza; Salas Röemer: sólo se disputan las sobras, cual carroñeros mostrándose los colmillos listos para despellejar lo que se atraviese.

Para mí, es una confrontación inútil, de muy baja calidad política, totalmente desmoralizadora y desmovilizadora.

No creo en dogmas como "participar porque sí" o "abstenerse porque sí", ni tampoco creo en "primarias porque sí" o "consenso porque sí". El momentum político da la pauta y el olfato sumado a la experiencia son los que determinan el mejor proceder.

En este caso, creo que tienen razón quienes argumentan que la Mesa de Unidad debe privilegiar la participación (léase, primarias). Ahora bien, estos mismos factores debieron organizarse previamente y PARTICIPAR en la Mesa de Unidad, simplemente para que su protesta no sea vista como sabotaje calculado. Ese es el caso de Voluntad Popular y Leopoldo López.

Pero lo de Borges y Mendoza raya en lo insólito. Ambos fueron factores determinantes de la Mesa de Unidad y ambos quieren el llamado "puesto salidor" en la Asamblea Nacional.

En este punto desesperante, no hay mejor resolución de estos conflictos que la consulta popular. Lastimosamente, no podrá ser posible en todos los casos por falta de recursos, COSA QUE LA MESA DE UNIDAD Y TODOS LOS FACTORES DE OPOSICIÓN YA SABÍAN DESDE HACE TIEMPO!!

Creo que se dejó correr la arruga para el peor momento: cuando el país se está cayendo (transformado en un insólito e inhóspito infierno venezolano), nuestros posibles representantes a la AN están insultándose entre ellos. Cuando Venezuela tiene encima la peor acusación internacional (asociación y colaboración con terrorismo), Ramos Allup y Salas Röemer se desgañitan para descalificarse. Mientras el país se apaga lentamente, Borges y Mendoza se pelean por un puesto salidor.

Así estamos.

¡Fuerza Chile!

0 Comentarios para la Caja


¡FUERZA CHILE!

Tragedia en Chile

0 Comentarios para la Caja

I

Una nueva tragedia enluta a nuestra América. Esta vez, Chile enfrenta la destrucción producida por un terremoto sin precedentes.

Comencemos por lo básico, para entender la magnitud de la tragedia.

Chile es una nación ubicada en el extremo suroeste de la América del Sur. Es una delgada franja de tierra que se extiende desde el centro de la América del Sur hasta el Polo Sur.

Hay un dato interesantísimo sobre la geografía de ese país: Chile asume la "tricontinentalidad", un concepto geopolítico que significa que el país tiene soberanía en tres continentes (América; Oceanía y la Antártida). Sobre la Antártida existe un proceso internacional de reclamación.

Chile limita al Norte con Perú, al Este con Bolivia y Argentina. Hacia el Oeste, el Océano Pacífico y hacia el Sur con el llamado Pasaje Drake, que separa la América del Sur de la Antártida.

La superficie de Chile es de 756.096,3 km², apenas 150 mil km² menos que Venezuela. Tiene una población estimada de 17.094.275 habitantes, unos 10 millones menos que nuestro país.

II

Sábado 27 de febrero de 2010.

03:34:17 hora local.




Con una intensidad de 8.8 en la Escala de Richter y una profundidad de 59 km, con epicentro en la región de Bio Bío, Chile fue bruscamente despertada por un sismo de proporciones casi apocalípticas.

Hasta las 18:00 horas de Venezuela del día domingo 28 de febrero, se habían producido 128 (¡ciento veintiocho!) réplicas por encima de 4.7 en Escala de Richter en Chile. Eso equivale a casi 128 nuevos terremotos, lo cual es sencillamente atroz e inimaginable.

Toda nuestra solidaridad con Chile y con todos los países y poblaciones afectadas por los tsunamis generados a partir del Gran Terremoto.

Hay un Estado de Catástrofe decretado por el gobierno saliente de Chile. Recordemos que para el próximo 11 de marzo estaba prevista la sucesión presidencial. Ahora se producirá, suponemos, en medio del dolor y de la más estricta sobriedad.

III

Estas fotos son cortesía de The Boston Globe:

¡Sonríe pa´la foto!

0 Comentarios para la Caja


Apuntes sobre Globovisión

0 Comentarios para la Caja

  • La extraña salida de Alberto Federico Ravell, accionista y director del canal de TV Globovisión, es un buen motivo para la reflexión.

  • El pésimo manejo comunicacional de la noticia quedará para la historia: los rumores vienen desde hace tres semanas aproximadamente, al igual que los desmentidos. Hasta el día de ayer, Ravell -a través de su cuenta en Twitter: @AlbertoRavell- desmentía su salida del canal, la venta de sus acciones o el cambio de la línea editorial de la planta televisiva.

  • Temprano en la noche (08:02 pm), una desconsolada Carla Angola -periodista del canal y conductora del programa Buenas Noches-, deslizaba en su cuenta de Twitter un mensaje que no era difícil de descifrar (@CarlaAngola): "Mis queridos twitteros. Son tiempos difíciles!".

  • Minutos después (08:46 pm), Roland Carreño - conductor del programa Buenas Noches-, confirma la noticia: "Confirmado: Alberto Federico Ravell, un gran venezolano, sale de Globovisión".

  • Luego vinieron desmentedidos, llamados a la calma, regaños, amenazas de "unfollows" en Twitter y en general una pésima gerencia de una noticia que involucraba a un actor importante del quehacer nacional.

  • Nadie debe dudarlo. Nos guste o no, Globovisión simboliza parte importante de la oposición al presidente Chávez y a todo lo que está alrededor del chavismo. No sólo en Globovisión lo hicieron notar muchas veces sino que desde el mismo chavismo se jugó a aglutinar odios contra ese canal y todos sus trabajadores.

  • Es ingenuo pensar que una noticia como esa es del ámbito privado de la empresa Globovisión. Sí, es un tema de accionistas y de juntas directivas... pero definitivamente es un tema que involucra a muchos venezolanos. La misma Globovisión, a través de sus trabajadores, solicitó constantemente el apoyo afectivo, a veces presencial y una vez material de los venezolanos.

  • Las expresiones dicen mucho más las palabras (el "carómetro", como dicen algunos). Las expresiones de Gladys Rodríguez a la hora del noticiero posterior a la cadena presidencial, las caras, reacciones y estados de ánimo de Carla Angola y Kico Bautista en Buenas Noches, dieron la pauta para saber que algo importante estaba ocurriendo que ellos no podían decir.

  • Es un hecho la atroz persecución y arrinconamiento que tiene el gobierno contra Globovisión. Es un hecho documentado. La cantidad de demandas absurdas, de aperturas de investigaciones, de ofensas verbales y agresiones físicas que han tenido que soportar sus trabajadores, conforman un expediente sin precedentes en la historia del periodismo de América Latina. Son abusos que seguramente serán llevados al Tribunal Penal Internacional.

  • El "comunicado" de anoche a las 11 y algo de la noche dió vergüenza. Aquello de que "Globovisión ni se compra ni se vende" está más cerca de la taberna que de la empresa seria y responsable que es y que debe seguir siendo.

  • Quién sabe cuáles son los verdaderos vericuetos de esa noticia. La contundente declaración de Nitu Pérez Osuna frente a las cámaras de Aló Ciudadano nos indica que ella será una de las primeras en irse del canal. Lo hizo con aplomo, convicción y la serenidad que da la experiencia. Cosa que deben aprender periodistas más jóvenes.

  • ¿A qué presiones habrán sometido a Nelson Mezerhane y a Guillermo Zuloaga? Sus empresas fueron acosadas y arrastradas casi a la ruina, incluyendo el Banco Federal. Creo que esto es más allá de un simple problema de accionistas. Los accionistas pidieron la renuncia a Ravell para entregar su cabeza al gobierno. Eso está de anteojito.

  • Esta jugada política -más que empresarial- es un golpe duro en principio. No estoy de acuerdo con quienes dicen desde las filas del antichavismo que el problema era Ravell (sería entregarle demasiado poder a esa persona, que no creo lo haya tenido).

  • Pensar que ahora sí los políticos tendrán que patear la calle para ganarse el favor del pueblo es, cuando menos, una ingenuidad mayúscula. Es repetir el mismo discurso de Chávez, por decir algo suave. El problema no era Ravell, ni Globovisión, ni los partidos políticos. Todos son productos de nuestras inconsecuencias y de la inmensa crisis que nos recorre como país.

  • Hace rato no teníamos la famosa "única ventana" para conocer la realidad. Globovisión sufre, por miedo a las represalias gubernamentales, de autocensura (aunque nos duela reconocerlo). No de ahorita. Hace mucho en realidad.

  • Ahora, le tocará al gobierno lidiar con el malestar que va acumulándose como el agua represada en una montaña. Cuidado con el deslave. Generalmente comienza por donde menos se lo imagina nadie.

  • Creo que estamos asistiendo al principio del deslave final.

El béisbol o el breve espacio de civilización que no existe

0 Comentarios para la Caja

I

Quienes somos seguidores del béisbol aprendimos desde niños a querer a alguno de los equipos. De hecho, en algunas familias es casi un ritual ser fanático de algún equipo.

Pasamos pronto de espectadores a meros aficionados y luego a fanáticos. Nos duelen las derrotas, inventamos excusas, los resultados son capaces de alterar nuestro estado de ánimo, y casi siempre es un buen tema de conversación.

En Venezuela, la máxima rivalidad se da entre Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas. Aunque también ha habido épocas en que otros equipos polarizan con los Leones: Cardenales de Lara; Tiburones de La Guaira, Tigres de Aragua, han vivido sus momentos de gloria. Incluso mi equipo, las Águilas del Zulia ha pasado por allí.

Son legendarias, cómicas -y para algunos fastidiosas- las discusiones entre un caraquista y un magallanero. El fanatismo ciega a unos y otros, lo que hace cómica la situación, casi a nivel de "muchachito peleón".

Así pasa en otros países con el fútbol, por ejemplo.

II

Recuerdo que durante el paro general de diciembre 2002 - enero 2003, en una de tantas protestas ocurridas, en el distribuidor Santa Fé de Caracas, un grupo de opositores trancó la autopista. Al poco rato, como viene sucediendo en esta Venezuela enferma de confrontación desde hace 11 años, llegó al lugar un grupo de chavistas a enfrentar la protesta.

Ante la inminente confrontación, a alguien se le ocurrió sacar un balón de "futbolito" (futbito o fútbol de salón) y empezar a jugar. Poco a poco, se armó una partida informal de futbolito entre opositores y chavistas. Al final, terminaron abrazados opositores y chavistas en medio de las estupefactas cámaras de TV que siguieron el hecho y lo repitieron hasta la náusea.

A partir de allí, a algún sacerdote de alguna parroquia popular se le ocurrió que los juegos de futbolito eran una buena manera de "exorcisar" los demonios de la confrontación fraterna y se organizaron campeonatos y cosas así. El encuentro deportivo, la caimanera callejera, se convirtió en un símbolo -casi fetiche- de la unión y el encuentro poético entre los hijos de esta Venezuela rota por circunstancias de la vida.

III

La cosa no es tan así. Una cosa son los deseos y otra la realidad. Si bien el deporte, según algunas interpretaciones históricas, es considerado una especie de "colchón" contra la violencia, una sublimación de los deseos de destrucción del Otro, una mirada civilizada a las oscuras fuerzas del mal que a veces poseen a los pueblos, esto no funciona de manera tan milimétrica.

No siempre el deporte exorcisa esos demonios de la violencia. A veces, sin querer, los promueve o sencillamente agrega un condimento adicional.

Hay muchos ejemplos en los deportes en que por momentos la violencia se apodera de ese aparente espacio de civilización.

Mi primer recuerdo al respecto sucedió el 29 de mayo de 1985. Tenía 13 años y estaba en pleno bachillerato. Ese día se jugaba la final de la Copa de Europa de Fútbol (la UEFA, si no me equivoco). El encuentro se celebró en el Estadio de Heysel de Bruselas, en Bélgica entra la Juventus de Italia y el Liverpool de Inglaterra.

Tengo en mi memoria imágenes espantosas de personas aplastadas, vivas aún, pidiendo auxilio o simplemente permaneciendo quietas mientras venía la ayuda. Una ayuda que no fue efectiva, ante la gravedad de los acontecimientos. Hinchas de la Juventus fueron atacados dentro del estadio por hinchas del Liverpool y corrieron a resguardarse... con la mala fortuna de que no tenían escape posible y quedaron atrapados.

Así, murieron 39 personas y resultaron heridas más de 600. Las siguientes imágenes pueden ser fuertes:


Y como esa tragedia, hemos escuchado muchas a lo largo del tiempo.

Afortunadamente, el béisbol no parece generar pasiones tan violentas. Aunque también hemos visto cantidades de peleas -en el terreno y en la tribuna-. Recuerdo algún juego en Maracaibo donde hubo una balacera en las tribunas y algunos fanáticos tuvieron que saltar al terreno.

Lo cierto del caso es que ni el fútbol ni el béisbol ni ningún deporte es, per se, un punto de encuentro, de paz y amor entre los seres humanos (aunque ese sea el espíritu de los Juegos Olímpicos, por ejemplo).

Los deportes, como otros espacios en la vida (la justicia, lo militar, lo profesional, lo público, lo privado, etc.), no son portadores innatos de bondad y maldad... son, ni más ni menos, fiel reflejo de lo que ocurre en la sociedad en que están insertados.

IV

Viene al caso todo esto porque desde hace varios años vengo escuchando la letanía de que "la única rivalidad que debe haber entre los venezolanos es la de los caraquistas y magallaneros" o que "antes sólo peléabamos por el Caracas y el Magallanes", como volviendo a una situación idílica que realmente nunca existió; un paraíso perdido que sólo está en nuestros buenos deseos.

¿Acaso antes no hubo presos políticos? ¿o asesinatos políticos? ¿No vivíamos hablando mal del gobierno? ¿No peléabamos en las calles contra la misma policía que hoy nos maltrata? ¿Es que se nos olvidó cuántos jugadores recibieron botellazos en la cabeza en el Universitario en medio de un juego de alguna final?

Entiendo que se le quiera asignar a nuestro béisbol un rasgo de pureza, de ingenuidad, pero lamentablemente no es así.

Nuestro béisbol es hoy un reflejo de lo que somos como sociedad: un espacio donde convivimos malamente chavistas, antichavistas y quienes están hartos de chavistas y antichavistas. Lo mismo pasa en cualquier ministerio. En empresas privadas. En familias. No hay espacio que no esté intoxicado por la estupidez ideologizante y regresiva.

Y si no me creen, vuelvan al video del momento de celebración de los Leones del Caracas cuando ganaron el campeonato venezolano.

La celebración no transpiraba precisamente paz, amor, concordia. Al contrario, el furor del triunfo se convirtió en una oda al resentimiento y al desprecio por el Otro. En breves minutos de TV en vivo se pudo sentir lo siguiente: no solamente te gano... si no que además te lo restriego en la cara y me burlo de tí.

Lo siento, pero ese comportamiento y lenguaje es muy parecido a lo que vemos a diario en cadena nacional.

Los gritos de celebración, los cánticos de los jugadores en el furor del triunfo eran "y dónde están... y dónde están... los hijueputas que nos iban a ganar"; "mamagüevo, mamagüevo, mamagüevo"; "el Kid... el Kid... el Kid".

No eran precisamente cánticos de celebración. Eran de exaltación, de "te jodí y me cago en lo que pienses o sientas".

Que no me digan que fue una "muchachada" o una "celebración" sin importancia. Son los síntomas, a veces imperceptible, de la descomposición en que vivimos. Porque al fin y al cabo, el béisbol (sus jugadores, sus fanáticos) son reflejo de lo que acontece fuera del estadio.

El resentimiento y las ganas de aplastarnos unos a otros hace tiempo nos recorre de norte a sur y de arriba a abajo. No darnos cuenta es querer tapar el sol con un dedo.

Y el béisbol, como cualquier otra circunstancia en este país, no está exento de eso en nuestra trágica Venezuela.

Más sobre la violencia

0 Comentarios para la Caja



Estos panfletos fueron repartidos el día viernes 29 en las cercanías de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), como una suerte de amenaza directa contra los estudiantes que han manifestado su descontento en las calles.

La amenaza es clara, obscena, como para que cualquier autoridad abra una investigación inmediata.

Los grupos parapoliciales se han apoderado del control de las calles, ante una significativa retirada de los cuerpos policiales y militares. Peor aún, lo chocante no es la ausencia en las calles de la policía. Lo terrible es verlos allí al lado de los grupos de choque del chavismo sin mover un dedo, quien sabe si por miedo, por conveniencia o por órdenes.

¿Por qué nadie hace nada al respecto? ¿Por qué la Fiscal General y la Defensora del Pueblo no mueven las pailas para condenar e investigar los hechos? No sólo los de la UCAB sino los de Mérida, Anzoátegui, Valencia, Maracaibo, Barquisimeto... en todos hay grupos parapoliciales de choque involucrados.

Peor aún... y esto realmente me impresiona: ¿por qué la máxima autoridad de Caracas, el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, no se manifiesta y procede a denunciar o repeler la situación? Entiendo que no tiene recursos, que no tiene policías, que no tiene casi ninguna competencia... pero por el amor de Dios, es la máxima autoridad electa por los caraqueños!!!!!! Ni una declaración simbólica... ni un comunicado junto a los otros alcaldes de la Gran Caracas.

Eso me lleva a otro tema: la ausencia de los partidos y dirigentes políticos en la última semana.

Ciertamente, los dirigentes políticos están en una encrucijada: si se aparecen en las protestas, serán acusados de querer aprovecharse de los estudiantes. Si no aparecen, se les reprocha que los dejen solos.

Creo que es un falso dilema. Si es verdad que los dirigentes políticos se arriesgan a ser criticados sea cual sea su accionar. Pero en este momento, más allá de la posible crítica, es importante que estos personajes estén en las calles, junto a los manifestantes, sin ánimos de dirigirlos o naricearlos ni de robarse las convocatorias. Aquí cabe el dicho de "más vale pedir perdón que pedir permiso".

Ni Antonio Ledezma, ni Ismael García, ni Enrique Mendoza (por nombrar tres de los más conocidos), ni ninguno que se precie de dirigente ha mostrado su cara. Tal vez no quieran ser sacados por los manifestantes, tal vez no quieran recibir una monumental pita... pero ¡por favor! créanme que así no se hace país.

Hay una evidente desconexión entre los jóvenes manifestantes y los dirigentes políticos. Lo cual es bastante grave, dada la situación tan cercana a la anomia.

El presidente se radicalizó aún más. Y las protestas no se detendrán.

El choque en Venezuela es inevitable.